< Back to all Blog Posts

Sistemas de inspección y los beneficios de una Prueba de aceptación de Fábrica

Usted ha hecho su investigación, seleccionado la mejor máquina para sus necesidades de inspección y ahora es el momento de la instalación. El primer día de la puesta en marcha puede ponerlo muy nervioso, después de todo, ha invertido mucho tiempo y dinero en el proyecto, y lo necesita para amortizarlo. Usted quiere «saber» que su sistema de inspección funcionará, no «esperar» que funcione.

Una prueba de aceptación de fábrica (FAT) puede ayudarlo a evitar la molestia de lidiar con el tiempo de inactividad del equipo y obtener tranquilidad y seguridad. Los sistemas de inspección son una parte esencial de su proceso de producción y el tiempo de inactividad puede costar cientos de miles de dólares. En FILTEC, realizamos FAT en nuestro sitio para asegurarnos de que las máquinas funcionen de acuerdo con las especificaciones deseadas y para garantizar que cuando el sistema de inspección llegue al sitio para su instalación y configuración, todo funcionará sin problemas. Finalmente, durante la prueba FAT, el comprador puede calificar el equipo según el acuerdo contractual y de acuerdo con las especificaciones deseadas.Auratec, Intellect Inspection System Factory Acceptance TEst

La realización de un FAT beneficia tanto al comprador como al fabricante. Con los nuevos sistemas de inspección y su complejidad, no es raro tener problemas técnicos menores; por lo tanto, hacer un FAT permitirá al fabricante abordar y resolver esos problemas antes de la instalación.

Si bien no hay una lista de verificación para un FAT, debe constar de varios puntos de inspección basados ​​en los requisitos y especificaciones del equipo.

  • La documentación FAT se puede usar como una guía para la parte de calificación de la instalación del proceso de validación.
  • Reunir a las partes interesadas de ambos lados es una oportunidad para revisar la lista de materiales, discutir las piezas de repuesto necesarias o recomendadas, el proceso de pedido de piezas, el programa de mantenimiento y el proceso de solicitud y las limitaciones de los equipos.
  • La oportunidad de ver las máquinas en acción y la capacitación práctica genera confianza para el personal que operará la máquina una vez que llegue al sitio.

El mejor momento para tener el FAT es de 2 a 4 semanas antes de la fecha de envío programada. Esto permite tiempo para realizar las modificaciones o ajustes necesarios para garantizar que los sistemas de inspección estén totalmente operativos al llegar a la planta. La verificación, inspección y prueba de su equipo antes de la instalación reduce enormemente los problemas de inicio en el sitio y, por lo tanto, le ahorra tiempo y dinero. Vivimos en un mundo «en este momento» pero nos tomamos el tiempo de realizar una FAT para que pueda estar seguro de que sus sistemas de inspección funcionarán de acuerdo con sus necesidades de producción.

 

 

Deja un comentario

Volver arriba